Los probióticos

En la actualidad se están redescubriendo las virtudes de los probioticos. Diariamente numerosas marcas de productos lácteos nos bombardean con los beneficios que para nuestra salud tienen sus productos a los que se les ha añadido Bifidus u otro producto probiótico y, por fin, recientemente la comisión Europea prohibió la adición de antibióticos en los alimentos industriales para cerdos y que pueden ser sustituidos, ventajosamente, por una variedad de levadura de cerveza como Sacchacharomyces cerevisiae boulardii .

Los probioticos son los microbios buenos que pueblan los intestinos del hombre y de los animales y con los que vive en simbiosis, es decir, en sinergia.

Su utilidad ya fue demostrada por Metchnikov premio Nobel del año 1908, que había realizado investigaciones sobre el "secreto" de los centenarios del Cáucaso cuya longevidad se debe al consumo de productos lácteos fermentados. Está flora digestiva, diferente según las especies, es alterada por el medio ambiente moderno: antibióticos, tensión, alimentación industrial, etc.

Su reequilibrio permite favorecer todos los procesos metabólicos de la salud (véase nuestro enlace saber más) y, concretamente, los procesos de asimilación.

Este el último punto realza la originalidad y la eficacia de nuestros productos: la adición de flora probiotica conveniente a cada especie, mejora considerablemente la asimilación de sus principios activos. Además, los probioticos, acarrean generalmente una mejora espectacular del estado general.

Menú

Ajustes

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse